Páginas vistas en total

viernes, 5 de abril de 2013

La imaginación...bendito tesoro.

Vivimos en un mundo real, rodeados de cosas reales, existentes, verdaderas. Donde por elección u obligación, hacemos que nuestra permanencia en él, sea un recorrido plagados de momentos pre destinados, concretando, a veces, algún sueño postergado, adormecido, que rompiendo  las barreras que el "deber ser" nos pone, nos demostramos , que no se vive por decreto. Que para que otros escuchen nuestra voz, primero debemos hacerlo nosotros mismos. Cuando lo hayamos logrado, nuestros sueños se harán realidad, o al menos morirán en el intento...

Mi mente es  otro mundo, donde disfruto de todo lo ideal que ella puede imaginar. Donde no existe el tiempo, donde los que murieron viven, y los que me hacen daño, están a miles de kilómetros. Donde el "deber" es "querer", sin que el "poder" cumpla ninguna función.
En mi mundo vuelo, toco, amo, disfruto y escribo haciendo uso y abuso de todos los privilegios que me da, el ser mi único dueño, el de poder subirme al tren de la pasión y vivir en plena libertad lo prohibido, el de elegir con quien compartirlo...ven, sube, te invito...