Páginas vistas en total

viernes, 5 de abril de 2013

La imaginación...bendito tesoro.

Vivimos en un mundo real, rodeados de cosas reales, existentes, verdaderas. Donde por elección u obligación, hacemos que nuestra permanencia en él, sea un recorrido plagados de momentos pre destinados, concretando, a veces, algún sueño postergado, adormecido, que rompiendo  las barreras que el "deber ser" nos pone, nos demostramos , que no se vive por decreto. Que para que otros escuchen nuestra voz, primero debemos hacerlo nosotros mismos. Cuando lo hayamos logrado, nuestros sueños se harán realidad, o al menos morirán en el intento...

Mi mente es  otro mundo, donde disfruto de todo lo ideal que ella puede imaginar. Donde no existe el tiempo, donde los que murieron viven, y los que me hacen daño, están a miles de kilómetros. Donde el "deber" es "querer", sin que el "poder" cumpla ninguna función.
En mi mundo vuelo, toco, amo, disfruto y escribo haciendo uso y abuso de todos los privilegios que me da, el ser mi único dueño, el de poder subirme al tren de la pasión y vivir en plena libertad lo prohibido, el de elegir con quien compartirlo...ven, sube, te invito...


8 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Mariel ,amiga... si es como siempre digo, no son casualidades. Son causalidades las que se encargan de acomodar, como piezas de un rompecabezas, las partes desgranadas por la realidad, para volverlas un todo en nuestras mentes y hacer que almas gemelas se encuentren en algún tiempo y lugar...Gracias por tu amistad...

      Eliminar
  2. que cierto marta te deseo que tu blog tenga tanro exito como el de mariel y eli

    ResponderEliminar
  3. Hermosas palabras!!!! Mucha suerte con el blog, con tu novela! y con todo lo que te propongas siempre!

    ResponderEliminar
  4. Gracias Yami...De eso se trata, de intentar cumplir mis sueños.

    ResponderEliminar
  5. Es tan cierto lo que decís Marta; ¿qué sería de nosotros si no tuvieramos imaginación? La imaginación nos permite ir donde queremos, a pesar de estar haciendo cola para un trámite, a pesar de estar haciendo las compras en el super, la imaginación nos permite evadirnos de la rutina, para ascender y ascender... con un vuelo rasante... así podemos viajar por el tiempo y el espacio, podemos evocar y volver al escenario, podemos crear los personajes que se nos antojen, como los queremos, para poder disfrutarlos a nuestro antojo, esto nos permite el bendito don de la escritura, el mero acto de CREAR, hito divino. El crear héroes literarios nos permite meternos en la historia, ser las protagonistas, eso y tantas otras cosas... ÉXITOS Marta con esta novela, que hoy voy a empezar a leer..

    Anna.

    ResponderEliminar